Blefaritis

¿Qué es la Blefaritis? Te explicamos cuáles son los síntomas habituales, las causas de esta patología y cuál es su cura definitiva

¿Qué es la Blefaritis?

La Blefaritis es una inflamación de los párpados que se acompaña de picor y rojez en la piel circundante. Resulta especialmente molesta y mina la calidad de vida del paciente que la sufre.

Normalmente, la glándula del párpado produce un exceso de grasa que, una vez acumulada, provoca una inflamación y favorece la proliferación de bacterias causantes de la infección.

En la mayoría de los casos, suele tratarse de una afección crónica que aunque no tiene daños permanentes ni graves en la visión, sí puede afectar la calidad de vida del paciente.

Esta afección suele darse en todas las edades, aunque comúnmente se da en sujetos con más de 50 años.

Síntomas Blefaritis

Entre los síntomas de la Blefaritis más destacados, podemos encontrar:

  • Enrojecimiento en el borde del párpado.
  • Vasodilatación del borde palpebral.
  • Sensación de cuerpo extraño acompañado de sequedad ocular e inflamación.
  • Lagrimeo constante.
  • Nacimiento disfuncional de las pestañas o pérdida de las mismas.
  • Inflamación del párpado.

Causas Blefaritis

Las principales causas de la Blefaritis son:

  • Funcionamiento disfuncional de las glándulas palpebrales.
  • Exceso de grasas en el borde palpebral.
  • Dermatitis seborreica.
  • Rosácea o psoriasis.
  • Ciertos parásitos que se desarrollan en el borde palpebral.

Causas Emocionales en la Blefaritis

Según la bioneuroemoción, todas las afecciones físicas tienen un sustrato emocional que acelera o pronuncia sus síntomas.

Los párpados representan una cortina que, de alguna manera, se cierra para descansar o simplemente para dejar de ver lo que no queremos ver.

Las causas emocionales de la Blefaritis atienden al hecho de no querer ver algo que está sucediendo, algo que, de alguna manera, puede hacernos daño.

También es posible que la causa emocional que subyace en la Blefaritis sea el hecho de no querer enfrentarse a la vida. Es una patología que aparece en aquellas personas que tienen demasiado estrés y ansiedad en sus vidas y no tienen tiempo para descansar como merecen.

Según la bioneuroemoción, el dolor de párpados aparece cuando nos dejamos influir demasiado por los agentes externos, sin confiar en nuestra propia intuición.

Blefaritis por estrés

Cuando pasamos por ciertas épocas de ansiedad o estrés acentuado, la afectación ocular puede verse afectada de igual forma. Se debe a que el estrés acentúa la inflamación en el cuerpo al igual que disminuye las fortalezas de nuestro sistema inmunitario.

Todo ello provoca que el sujeto pueda percibir imágenes distorsionadas o borrosas, sufra tics nerviosos, migrañas o padecer Blefaritis.

Blefaritis a causa de maquillaje

Maquillarse puede provocar la entrada de bacterias en el ojo. Por ello, usar maquillaje es una de las posibles causas de la aparición de la Blefaritis. 

Existen actualmente en el mercado productos cosméticos con PH neutro que respetan la piel en su totalidad. En cualquier caso, si tienes o crees que puedes tener Blefaritis, además de consultar con un profesional cuanto antes, debes suspender el uso de maquillajes, sobre todo, en la raíz de las pestañas.

Para evitar infecciones causadas por el maquillaje, es importante reemplazar los productos de maquillaje para los ojos cada tres meses y asegurarse de que la parte que se pone en contacto con el ojo se encuentre en buen estado.

Si acabas de darte cuenta de que puedes tener esta afección, es importante que retires los restos de maquillaje con un desmaquillante suave o un algodón con agua de manzanilla.

Muchos expertos opinan que en el caso de padecer Blefaritis, lo mejor es evitar por completo el maquillaje hasta que se resuelva la patología.

En tus manos está seguir o no esas recomendaciones.

Tipos de Blefaritis

Actualmente, existen varios tipos de Blefaritis que, aunque compartan características comunes, son importantes diferenciar a la hora de establecer el tratamiento adecuado.

Blefaritis leve

La blefaritis leve es el tipo de afección más común. Se trata de episodios temporales que no revisten mayor gravedad y que, con un tratamiento adecuado, suelen reducir sus síntomas en pocos días.

Blefaritis crónica

La blefaritis crónica es una inflamación de origen desconocido. Las glándulas meibomio que se encuentran en el párpado producen una serie de secreciones que son capaces de reducir la evaporación de lágrimas, formando una capa lipídica que cubre la capa más acuosa dentro del lagrimal.

La disfunción de estas glándulas provoca que los conductos se obstruyan, lo que propicia la aparición de Blefaritis.

Blefaritis Escamos

La blefaritis escamosa se caracteriza por una formación escamosa entre las diferentes pestañas del ojo.

En este tipo de Blefaritis, podemos ver los párpados enrojecidos y se puede experimentar picor o malestar.

La causa más común de este tipo de blefaritis es la infección por bacterias en pieles con tendencia seborreica.

Blefaritis Estafilocócic

Este tipo de blefaritis es más grave y con síntomas más pronunciados que la blefaritis escamosa.

En este tipo de afección, la bacteria causante de la inflamación del párpado es la bacteria Staphylococcus. Esta bacteria libera una toxina sobre el párpado que da lugar a escamas y costras que irritan el párpado alrededor de las pestañas.

Blefaritis Alérgica

En la blefaritis alérgica, los bordes de los párpados se ven afectados por una inflamación que causa picor e irritación constante.

A su vez, pueden aparecer escamas que se quedan fijadas en las pestañas, algo que aumenta el malestar del paciente, que, en muchas ocasiones, puede llegar a despertar con los párpados completamente pegados.

Blefaritis cura definitiva

Actualmente la Blefaritis no tiene cura definitiva. Sin embargo, gracias a los tratamientos con los que contamos, puede controlarse.

Su gravedad está condicionada por la afectación secundaria de la córnea, por lo que siempre es necesario valorar cada caso en particular.

Por todo ello, si el trastorno se trata debidamente, el paciente puede llevar una vida normal y sin mayores complicaciones. La importancia de encontrar un profesional que entienda tu caso y haga un tratamiento personalizado en base al  tipo de Blefaritis puede ser muy relevante a la hora controlar los síntomas asociados.

Más artículos sobre Blefaritis en nuestro blog

Toda la actualidad en Oftalmología y Blefaritis de nuestra mano.

Picor de Ojos

Los ojos tienen una superficie expuesta muy amplia y muy sensible…

Ojo Seco. Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento

Para mejorar el diagnóstico del Síndrome de Ojo Seco, incorporamos la…

Las mejores compañías confían en IORR

94 662 11 88
Cita online