Presbicia o vista cansada: qué es y cómo tratarla

vista cansada sintomas

Artículo publicado por el Dr Rodríguez-Ratón en la web de IMQ

Es muy habitual que con el paso de los años, la vista empiece a fallar gradualmente, y a mucha gente le cuesta ver de cerca. Esta anomalía oftalmológica es conocida clínicamente como presbicia o vista cansada y consiste en la pérdida paulatina de la capacidad de enfoque en distancia cortas. Afecta a toda la población mayor de 45 años.

La presbicia es un fenómeno algo incómodo que deteriora progresivamente la visión cercana, normalmente es progresivo hasta que se estabiliza sobre los 55 años. De hecho, presbicia, en griego, significa “anciano”. Para entender esta condición debemos saber que, en estado de reposo, el ojo que no tiene dioptrías está adaptado para ver de lejos. Sin embargo, para observar objetos de cerca, hay que cambiar de foco. Esta regulación de la lente natural del ojo (cristalino), supone un esfuerzo denominado acomodación y es involuntario.

Con el paso de los años, el cristalino y los músculos y ligamentos que lo rodean envejecen, y pierden  esta capacidad de acomodar; lo que requiere una corrección con gafa o lentilla. Si la persona sufría previamente miopía leve puede ver de cerca sin gafas durante toda la vida ya que ha estado desenfocado para lejos; pero su punto de enfoque se encontraba en distancia cercana y no se modifica. En el caso de sufrir hipermetropía previa, se precisa corrección tanto en la visión cercana como la lejana.

Los síntomas más comunes de vista cansada son un aumento de la dificultad para leer y para ver objetos de cerca, aunque cada caso es diferente. Ya que se trata de un envejecimiento natural del ojo, la presbicia no se puede prevenir de ninguna manera. Sí que es verdad que existen algunas precauciones para que este fenómeno sea menos molesto; aumentar la letra de textos, mejorar la luz o recurrir a gafas de aumento.

Cómo corregir la presbicia

Si queremos prescindir de gafas y lentillas y poder corregir de forma definitiva la presbicia, es posible someterse a cirugía para corregirla:

  • Por un lado, existe la cirugía láser, que es similar al tratamiento para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. El paciente no necesitará gafas para ver de lejos, y obtendrá un mayor grado de visión de cerca, suficiente para el día a día. Se realiza con anestesia con gotas, por lo que se trata de una técnica indolora.

  • Otro tratamiento es la cirugía por lentes intraoculares, que consiste en quitar el cristalino que está deteriorado y ha perdido su capacidad de enfoque de cerca, y se sustituye por uno artificial que cumple su función. Este tratamiento, al sustituir el cristalino por una lente intraocular multifocal es más duradero ya que evita la posterior aparición de catarata, que es consecuencia de la opacificación del cristalino. Por tanto, se puede corregir la visión lejana y cercana evitando la limitación que produce la catarata en el futuro. Es importante seleccionar la lente adecuada para cada paciente y conocer los beneficios y riesgos de la técnica. La duración de la intervención no suele superar los 10 minutos.

Una vez sometido al tratamiento adecuado, la recuperación es rápida e indolora, y desde el día siguiente a la cirugía, se puede hacer vida normal, siguiendo las recomendaciones del oftalmólogo para aplicar unos cuidados mínimos.

  • Fármacos antibióticos y antiinflamatorios

  • Lágrima artificial

En el caso de notar síntomas de presbicia, lo más aconsejable es acudir al oftalmólogo, para que este pueda aconsejarnos y ofrecernos consejos a la vez que descartar otras enfermedades concomitantes.

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras