Cómo hemos hablado en anteriores post, la presbicia o vista cansada es un defecto visual asociado al envejecimiento natural de la vista. Con el paso de los años el ojo comienza a acomodarse y se pierde la capacidad de enfocar con corrección los objetos que se encuentran cerca.

Esta pérdida de la capacidad refractiva afecta a personas adultas entre 40 y 45 años y no puede prevenirse, pero sí corregirse. Operarse es una clara respuesta a este defecto refractivo. Mediante una cirugía para el implante de lentes intraoculares o técnicas de láser conseguiremos corregir la visión.

Al igual que para gafas de lectura existen diferentes tipos de lentes intraoculares: bifocales o trifocal en función de la distancia a la que se pretenda llegar a enfocar. De igual manera, existe la opción de buscar una visión monofocal, mediante láser.  Tan sólo corregirá un ojo, el dominante, para ver de cerca y el otro para ver de lejos. Al unir las imágenes el paciente obtendrá una visión correcta para ambas.

Lentes intraoculares para corregir la vista cansada

Entre todas las opciones, destacan las lentes intraoculares. Tanto bifocales como trifocales se implantan en lugar del cristalino en una operación muy similar a la de cataratas. Se adapta a la forma del ojo y una única misma lente es capaz de corregir la distancia focal lejana y cercana e incluso la trifocal consigue realzar también la visión intermedia.  Para las técnicas referentes a la monovisión se utiliza un láser tipo LASIK o similar que ayuda a conseguir para cada ojo una distancia diferente, lejos y cerca, y crear así dos córneas diferentes.

Si está pensando someterse a cualquiera de estos procesos no dude en consultar a su oftalmólogo y realizarle cualquier tipo de consulta personal para que el resuelva su caso de manera personalizada.

Deja un comentario

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras