TE RESPONDEMOS EN 24H

visual

Centros de alta tecnología en Bilbao y Getxo

clínica

Concertados con las principales aseguradoras

ojo

Especialistas en miopía, vista cansada y cataratas

Glaucoma

Glaucoma

TRATAMIENTO PARA EL GLAUCOMA

Instituto Oftalmológico Rodríguez-Ratón

El glaucoma es una enfermedad degenerativa del nervio óptico. Existen muchas causas que explican el daño para el nervio óptico, que es la estructura que transmite la información visual desde el ojo hasta el cerebro.

Existe una predisposición genética, por lo que es interesante que los familiares de pacientes diagnosticados de glaucoma se sometan a una revisión rutinaria. El principal problema diagnóstico es, que esta enfermedad no da ningún síntoma hasta que se encuentra en un grado avanzado, y el tratamiento solo puede limitar la progresión, pero en ningún caso restaurar la función visual perdida. Por lo tanto, solo una detección precoz puede asegurarnos preservar la visión.

A continuación, le explicamos las pruebas más habituales para el diagnóstico del glaucoma:

  1. Medición de la presión intraocular (Tonometría). Es el factor de riesgo modificable más interesante, su medición se realiza mediante diferentes tecnologías. Aunque una presión alta supone un factor de riesgo, no implica necesariamente que la enfermedad esté presente. Puede ser reducida mediante colirios, pastillas o cirugía.
  2. Medición del grosor corneal (Paquimetría). Se ha demostrado que un grosor corneal escaso se asocia a un mayor riesgo de desarrollar glaucoma.
  3. Estudio de la visión periférica (Campimetría). La visión que primero se pierde, en caso de presentar glaucoma, es la periférica. Por eso, muchas veces esto pasa desapercibido y es necesaria esta prueba para detectar si existe un defecto y si éste progresa con el tiempo.
  4. Análisis de nervio óptico (OCT de nervio óptico). Esta tecnología nos permite escanear con gran detalle el estado del nervio óptico, y tiene la ventaja de poder ser comparado con valores de referencia y no depender de la colaboración del paciente, por lo tanto es una prueba más objetiva.
  5. Análisis de capa de células ganglionares (OCT de células ganglionares). Se trata de la última incorporación a la batería diagnóstica en glaucoma. Ha demostrado ser una de las primeras manifestaciones del daño glaucomatoso y revela cómo se pierden las células de transmisión en el ojo de una manera acelerada.

Preguntas Frecuentes:

El tipo más común de glaucoma, el glaucoma primario de ángulo abierto, tiene asociación hereditaria. Si algún integrante de su familia inmediata tiene glaucoma, usted presenta un riesgo mayor que el resto de la población.

Sí, es operable. Existen procedimientos láser y de quirófano. En realidad, se interviene sobre la presión ocular, que es el principal factor de riesgo modificable para reducir el riesgo de progresión del glaucoma. Se trata de reducir esa tensión cuando el tratamiento mediante gotas no es efectivo.

Existen varios métodos, como la trabeculectomía y la esclerectomía profunda no penetrante. Son técnicas orientadas a mejorar el flujo intraocular del humor acuoso y evitar la tensión alta intraocular. También se mejora ese flujo con la operación de cataratas.

El glaucoma es tratable, pero no reversible. Se puede tratar para detener el avance de la patología, pero en ningún caso es posible recuperar el porcentaje de visión perdida. Por ello es muy importante tratarlo a tiempo y acudir a revisiones periódicas oftalmológicas.

No, es la miopía lo que afecta al glaucoma. Las personas con dioptrías altas, tienen más probabilidades de padecer glaucoma ya que tienen valores de presión intraocular más altas que la media.

Las pruebas oftalmológicas que mejor detectan el glaucoma son la campimetría (estudio del campo visual periférico) y la OCT (estudio del nervio óptico). El primero analiza la función de las neuronas del nervio óptico y el segundo, la morfología del mismo. Ambos datos combinados pueden compararse en nuestro sistema FORUM para obtener las conclusiones más precisas.

Existen muchas causas; la principal es genética, pero, además, la tensión ocular alta, la córnea delgada, el tabaquismo y problemas de tensión arterial pueden afectar al desarrollo del glaucoma.

Normalmente, la visión perdida es irreversible; pero, sí se puede actuar sobre el avance de ésta al reducir la tensión ocular gracias a la intervención.

El tipo de glaucoma más frecuente es el glaucoma crónico de ángulo abierto y se asocia al envejecimiento; pero hay otros tipos de glaucoma que pueden darse en otras franjas de edad. Incluso en recién nacidos.

Aunque hay muchos tipos de glaucoma, lo más comunes y habituales son el glaucoma crónico de ángulo abierto, pero también existe el glaucoma de ángulo cerrado, glaucoma pseudoexfoliativo, glaucoma pigmentario y glaucoma congénito.

TE RESPONDEMOS EN 24H

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras