Gracias a la cirugía refractiva los defectos más comunes en la visión que sufre la población pueden tener solución. Patologías como la miopía, hipermetropía, vista cansada o cataratas pueden ser evitadas gracias a este tipo de intervenciones y poder así dejar de lado el uso de gafas y lentillas. Principalmente hay dos grandes tipos de cirugía refractiva. Mediante láser o por el implante de lentes intraoculares.

 

En cuanto al láser hay diferentes tipos en función al tipo que se utilice y las necesidades del paciente. El Lasik, que a día de hoy es la más extendida, consigue una remodelación de la córnea mediante su aplicación.Gracias al láser, se modifica el grosor y forma de la córnea en función del defecto refractivo que se quiera corregir. Segura, eficaz y capaz de corregir miopía y astigmatismo en una sola intervención, esta técnica apenas causa leves molestias en los pacientes. Sin necesidad de ingreso y con anestesia en gotas oculares, se recuperará capacidad visual, tras la operación. Se puede realizar de manera convencional o utilizando el láser Lasik de femtosegundo. Ambas técnicas apenas conllevan tiempo de recuperación, son muy precisas y de alta calidad.

 

Existen, además, otros tipos de láser: Lasek, PRK y Epi-Lasik. Todos ellos, corrigen la córnea de manera superficial sin incisiones. Al igual que otros tipos, no requieren ingreso, se utiliza anestesia tópica y el tiempo de recuperación es muy rápido.  De manera química, se levanta el epitelio corneal y mediante el láser se lanzan pequeños impactos que ayudan a recolocar el epitelio. Cabe destacar, que el láser, independientemente del tipo que se utilice, es una intervención irreversible.

 

Por último existe un método muy extendido, seguro y eficaz para corregir este tipo de defectos refractivos. El implante de lentes intraoculares es una manera rápida, eficaz y ayuda a complementar al láser. Es una técnica reversible que permite evitar estos defectos gracias al implante de una lente acuosa y flexible entre el iris y el cristalino que se adapta de manera natural.

 

Todas las técnicas tienen sus beneficios y varían en función al paciente. En cualquier caso, lo mejor, sería consultar con su oftalmólogo de cabecera qué resultará lo más optimo para su caso en concreto.

Deja un comentario

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras