Cirugía refractiva láser

cirugia refractiva

La cirugía refractiva hace referencia al conjunto de diversos tipos de intervenciones para conseguir eliminar o disminuir los defectos refractivos de la visión. Defectos como la miopía, astigmatismo y presbicia pueden ser tratados mediante este tipo de cirugía para poder corregirlos y minimizarlos a largo plazo. Un tipo de cirugía refractiva muy común y de las más frecuentes es la corrección de este tipo de defectos mediante láser.

En un ojo sano, las imágenes entran por medio de la córnea y el cristalino para proyectarse en la retina. A este proceso se le conoce como refracción. Tras este proceso, la imagen llega al cerebro a través del nervio óptico y así se produce el proceso de la visión.En cambio, cuando se sufre algún tipo de defecto refractivo en la visión, la imagen que se proyecta en la retina no lo hace de manera correcta y se produce una visión borrosa.

Cirugía refractriva: el láser

En el caso del láser, existen diversos tipos. Cada uno específico para un tipo de caso y paciente. Por ello, antes de plantearse cualquier tipo de intervención, conviene realizar una revisión completa y acudir a escuchar la opinión de un experto, como su oftalmólogo.

El láser es una técnica precisa y común, que consigue cambiar el espesor de la córnea en función al número de dioptrías para conseguir  así corregir el defecto. Es óptima para pacientes con unas dioptrías concretas y quieren olvidar el uso temporal de gafas y lentillas. Se realiza en pocos minutos, con anestesia tópica y sin ninguna necesidad de ingresos.

Tras la operación la vista se recupera casi al 90% en los días previos. De manera muy rápida se consigue volver a una visión clara y nítida a la rutina normal. En cualquier caso, la mejor manera de conocer que es lo más adecuado para su caso, es recomendable visitar con cierta periodicidad a su oftalmólogo de cabecera para conocer más claramente sus opciones y el estado de su visión.

 

Presbicia asociada a la miopía

presbicia

La presbicia, el astigmatismo y la miopía se encuentran entre los principales problemas de visión más comunes que padecen los españoles. De entre ellos, el más usual, resulta ser la presbicia. Según estudios recientes entorno al 45% de la población estatal, casi la mitad, sufre este defecto visual.

Recordamos que la presbicia o vista cansada es un defecto refractivo que viene dado por el envejecimiento natural del ojo humano y sus tejidos. Es un proceso común e irreversible, que normalmente afecta a la población a partir de los 45 años de media de edad. Debido a este frecuente envejecimiento, el cristalino pierde su elasticidad y por tanto la capacidad para ver con corrección los objetos que se encuentran más próximos.

Presbicia y miopía se pueden dar al mismo tiempo

Existe la posibilidad de que la presbicia o vista cansada se presente asociada a otros defectos refractivos como puede ser la miopía. Al ser dos alteraciones diferentes de la vista, el padecer miopía no exime de que surja presbicia e incluso puede llegar a camuflar sus síntomas.

Donde más se puede llegar a notar este caso es en la visión cercana. Tanto se utilicen métodos de corrección o no para la miopía, como gafas o lentillas, se realiza una compensación de la visión próxima. Es decir, un miope notará mejoría en su visión cercana debido a esta compensación visión lejana-cercana e incluso necesitará quitarse sus lentes para poder enfocar mejor estos objetos.

Pero esto, tan solo es un pequeño engaño de nuestra visión, que puede dificultar que seamos conscientes de los síntomas de la presbicia. Cabe destacar que gran parte de los que la sufren, no se realizan revisiones para llevar un control sobre su caso ni son conscientes de que la sufran. Por ello es muy importante, realizar visitas regulares a su oftalmólogo de cabecera para conocer el estado de nuestra visión y seguir sus consejos para el cuidado de ésta.

Cirugía refractiva ocular ¿qué es?

cirugía refractiva

Los defectos refractivos asociados a la visión como la miopía, la presbicia o el astigmatismo se pueden corregir mediante la cirugía refractiva. Gracias a este tipo de intervención quirúrgica los pacientes podrán podrán volver de nuevo a ver sin utilizar sus gafas o lentes de contacto durante un largo período de tiempo.

Procedimientos en cirugía refractiva

Dependiendo de la casuística particular del paciente y de las necesidades personales existen varios procedimientos quirúrgicos a los que puede someterse para poder mejorar estos defectos  refractivos. Principalmente quedan englobados en dos grandes grupos:

– Mediante la técnica láser, que se realiza un modelado de la córnea. Es una técnica muy frecuente a través de la cual se varía la curvatura de la córnea para conseguir adecuarla a compensar las dioptrías del paciente. Muy segura y eficaz a tenor de la cantidad de casos intervenidos en el mundo; se utiliza anestesia tópica en gotas y dura menos de 10 minutos sin necesidad de ingreso.

– Implante de lentes intraoculares. De carácter reversible, adecuado para dioptrías elevadas o córneas delgadas o irregulares que no deben ser tratadas mediante láser. Se trata de unas lentes flexibles y adaptables al ojo que de manera indolora se implantan y consiguen mejorar la visión de los pacientes con un alto grado de calidad. De manera rápida, al igual que por medio del láser, no será necesario el ingreso hospitalario y se utilizará anestesia en gotas.

La cirugía refractiva resulta muy beneficiosa para personas que quieren abandonar el uso de sus gafas, lentillas y cumplen las condiciones de seguridad adecuadas a cada tipo de operación. Es una técnica muy resolutiva con la que se obtienen resultados seguros y eficaces.

Para saber con exactitud cual es el método quirúrgico adecuado a su caso, lo más adecuado es acudir al oftalmólogo y realizar una revisión completa para conocer en profundidad el estado de su visión y qué opción es más adecuada en su caso.

Ejercicios oculares para descansar la vista tras un largo día

ejercicios para la vista cansada

En nuestro día a día estamos expuestos constantemente sin darnos cuenta a un sin fin de estímulos visuales que cansan y debilitan nuestra vista. Las pantallas de los dispositivos a diferentes contrastes y brillos, a los que han de acostumbrarse nuestros ojos, el deporte, la conducción. Diferentes actividades que sin darnos cuenta conllevan un esfuerzo visual que puede llegar a generar una fatiga ocular. Por ello existen diversos ejercicios para la vista cansada.

Síntomas de la vista cansada

Dolor de cabeza, sequedad y escozor ocular, rigidez en hombros y cuello, dolores frecuentes de cabeza…son algunos de los síntomas más frecuentes que aparecen en relación a la fatiga visual. Para que no surja esta fatiga, lo mejor es prevenir y poner en práctica algunas pautas saludables diárias que le ayudarán a descansar su vista. Existen diferentes formas para conseguir eliminar esa tensión y el prevenir que se acumule en la zona:

Ejercicios para la vista cansada

  • Utilizar lágrimas artificiales para mantener el ojo húmedo y fresco. Podrá aliviar diferentes molestias oculares y contrarrestar algunos factores ambientales.
  • Evitar la luz indirecta y colocar las pantallas a una altura correcta. En ángulo de 90 grados y a una distancia de 50 cm del ordenador. Muy importante realizar descansos entre tareas.
  • Realizar movimientos de relajación musculares. Hacia ambos lados, en forma de círculo con ambos ojos durante 10-15 segundos y hasta 5 repeticiones.
  • Parpadear con frecuencia y tratar de descansar la vista con asiduidad. Mirar a otro punto o cambiar de actividad durante unos instantes también le ayudarán a relajarse.

Igualmente existen diversas actividades que fomentan esta fatiga visual sin que apenas se note. No utilizar las lentes correctas, trabajar durante muchas horas en lugares mal o poco iluminados o los aires acondicionados también son claros causantes de fatiga visual. Es por ello que resulta muy importante trabajar día a día en ello y acudir ante cualquier duda al oftalmólogo para que de manera personalizada resuelva el caso.

 

¿Se puede recuperar la vista cansada?

vista cansada

La presbicia o vista cansada es un problema que afecta a más de 1.500 millones de personas en el mundo. Se calcula que en menos de 5 años más de dos millones de la población mundial personas que sufrirá este defecto refractivo. Es por ello, que resulta un gran avance que exista la posibilidad de poder corregir este problema visual gracias a diferentes técnicas quirúrgicas y de corrección.

La presbicia es un defecto de la visión que aparece en torno a los 40-45 años y que dificulta la vista de objetos cercanos. Debido a un envejecimiento natural de los órganos oculares, se pierde capacidad de acomodación y por tanto la capacidad de enfocar objetos de manera nítida cuando se encuentran cerca. Cuanto más avanza nuestra edad esta acomodación comienza a ser más notoria y por tanto más cuesta ver y enfocar objetos.

Soluciones para frenar la vista cansada

Para poder frenar este efecto de la visión, ya que la presbicia, es un defecto refractivo que no puede eliminarse por completo pero sí corregirse, hay varias soluciones. La más común y sencilla parte de llevar y arreglar el defecto con lentes de contacto o lentillas. Gracias a las gafas y lentes de contacto progresivas o de diferentes focalidades.

También existe la solución mediante cirugía. Por medio de láser, que modifica la forma de la córnea, la parte anterior del ojo, para mejorar el enfoque. Cabe resaltar que ésta resulta una técnica irreversible, en la que los cambios llevados a cabo en la superficie ocular, son definitivos. Otra posibilidad es la implantación de lentes intraoculares perfectamente adaptables. Muy similar a la cirugía de catarata, consiguen una gran calidad de visión para el paciente.

Para escoger que tipo de solución es la más apropiada en su caso, lo más adecuado es acudir a su oftalmólogo y realizar una revisión completa para detectar cualquier posible patología visual y definir así un tratamiento específico. Es importante cuando note los primeros síntomas acudir a un especialista en busca de la opinión de un experto.

¿Cómo cuidar tus ojos ante el ordenador para evitar la vista cansada?

vista cansada

La vista cansada o presbicia es un defecto de la visión por el cual, debido al envejecimiento natural del ojo y sus órganos, comienza la pérdida de la visión cercana. El segmento de población adulta entre 40 y 45 años es el más afectado por este problema refractivo, para muchos de ellos, actividades tan sencillas como la lectura o enfocar algunos tipos de pantallas se convierte en un gran reto.

Otra sintomatología que puede ayudar a identificar al vista cansada son los ojos llorosos, visión borrosa e incluso dolores de cabeza ocasionales. Para evitar todos estos síntomas y conseguir mejorar la vista cansada existen algunos ejercicios que realizados con regularidad pueden ayudar a relajar la musculatura. Algunos de ellos:

Ejercicios para los ojos si se utiliza mucho el ordenador

  • Cerrar fuertemente los párpados y tomar consciencia de esa tensión, seguidamente tras unos segundos relajarlos y notar cómo la musculatura se libera lentamente.
  • Posicionar la pantalla en un ángulo 90 grados a unos 50cm de distancia de la vista
  • Utilizar lágrimas artificiales para mantener el ojo húmedo.
  • Mantener la mirada perdida durante unos segundos para descansar tanto el ojo como la musculatura.

Como consejo útil, existen varias prácticas  que podrá introducir en su día a día con facilidad y convertir en un hábito saludable.Utilizar más luz natural para realizar sus actividades diarias, no frotarse los ojos con las manos sucias, utilizar gafas de sol adecuadas y colocar la pantalla del ordenador a la altura de los ojos con una correcta iluminación.

Sin olvidar la importancia que adquiere la alimentación para nuestra visión, dietas ricas en vitaminas A,B,C y F, además de  tratar de evitar sustancias perjudiciales como tabaco y alcohol. Pequeños hábitos saludables que podrán ayudarle a cuidar su salud visual. Para cualquier duda o diagnóstico personalizado no dude en acudir a su oftalmólogo de cabecera para solventarlas.

Ejercicios para la vista cansada

Vista cansada

En la sociedad actual, en la que pasamos demasiado tiempo delante de pantallas, es muy importante que adoptemos sencillos hábitos para cuidar la vista. Realizar breves descansos cada 15 minutos, desviar la mirada hacia otros puntos, o tratar de utilizar luz natural, pueden ayudarnos a relajar parcialmente la vista.

La presbicia o vista cansada, se produce por un envejecimiento natural de los ojos, que con el paso de los años, el uso inadecuado de pantallas, iluminación o sobre esfuerzos visuales puede acelerarse. Es por esto que, al igual que cuidamos nuestra alimentación, ejercitamos nuestro cuerpo y mente, existen sencillos ejercicios que se pueden realizar para evitar dolores y relajar la vista.

Ejercicios para la vista cansada

Estos sencillos ejercicios fáciles de realizar, le ayudarán a que tanto su musculatura como su visión estén relajadas a lo largo del día.

  • Fijar la vista en un punto u objeto cercano y seguidamente en uno lejano durante varios segundos. Obtendrá mejores resultados en entorno abierto.
  • A unos 3 metros de distancia trace círculos con la mirada lo más redondos posibles, hacia ambos lados. De esta manera ejercitar varios músculos oculares y le ayudará a mantener el control de su visión.
  • A una distancia media dibuje un 8 con la mirada, hacia ambas direcciones, para practicar el control de la vista
  • Mirar fijamente hacia la punta de su nariz durante 10 segundos sin descansar.

Estos ejercicios se pueden realizar varias veces al día cuando note los ojos cansados, con calor o enrojecidos. Igualmente puede refrescar sus ojos con lágrimas artificiales o humedeciendo sus párpados levemente con agua fría. Es muy importante recordar que estas prácticas no detienen defectos visuales refractivos y no son recomendadas para personas que sufren ceguera o lesiones graves en la córnea. Puede preguntar cuáles resultan más adecuadas y específicas para su sintomatología a su oftalmólogo de cabecera y comenzar desde hoy mismo a cuidar sus ojos y descansar su mirada.

¿Se puede operar la vista cansada?

vista cansada operación

Cómo hemos hablado en anteriores post, la presbicia o vista cansada es un defecto visual asociado al envejecimiento natural de la vista. Con el paso de los años el ojo comienza a acomodarse y se pierde la capacidad de enfocar con corrección los objetos que se encuentran cerca.

Esta pérdida de la capacidad refractiva afecta a personas adultas entre 40 y 45 años y no puede prevenirse, pero sí corregirse. Operarse es una clara respuesta a este defecto refractivo. Mediante una cirugía para el implante de lentes intraoculares o técnicas de láser conseguiremos corregir la visión.

Al igual que para gafas de lectura existen diferentes tipos de lentes intraoculares: bifocales o trifocal en función de la distancia a la que se pretenda llegar a enfocar. De igual manera, existe la opción de buscar una visión monofocal, mediante láser.  Tan sólo corregirá un ojo, el dominante, para ver de cerca y el otro para ver de lejos. Al unir las imágenes el paciente obtendrá una visión correcta para ambas.

Lentes intraoculares para corregir la vista cansada

Entre todas las opciones, destacan las lentes intraoculares. Tanto bifocales como trifocales se implantan en lugar del cristalino en una operación muy similar a la de cataratas. Se adapta a la forma del ojo y una única misma lente es capaz de corregir la distancia focal lejana y cercana e incluso la trifocal consigue realzar también la visión intermedia.  Para las técnicas referentes a la monovisión se utiliza un láser tipo LASIK o similar que ayuda a conseguir para cada ojo una distancia diferente, lejos y cerca, y crear así dos córneas diferentes.

Si está pensando someterse a cualquiera de estos procesos no dude en consultar a su oftalmólogo y realizarle cualquier tipo de consulta personal para que el resuelva su caso de manera personalizada.

Síntomas de la vista cansada

presbicia-tratamiento

La presbicia o vista cansada es una anomalía que produce dificultad para enfocar objetos de cerca. No se trata de una enfermedad, sino una evolución natural a causa del envejecimiento del ojo. La lente del ojo tiene una forma abombada y pierde elasticidad con el paso de los años. Dicho de otro modo, el cristalino que es la lente natural del ojo, envejece y no puede enfocar bien los objetos cercanos y lejanos.

Si bien es cierto que la causa principal de la presbicia está relacionada con la edad, también es una anomalía multifactorial, y se manifiesta en cada persona de forma distinta y con una evolución diferente en cada paciente.

Vigile estos síntomas

Uno de los síntomas de los présbitas o personas que padecen presbicia, es la dificultad para enfocar de cerca y suelen alejar los objetos con sus brazos para poder ver mejor. Por eso, la presbicia es conocida también como “síndrome de brazos largos”.

Otros síntomas de la vista cansada son picor y enrojecimiento de los ojos, dolor de cabeza, fatiga visual y cefaleas. Además, puede venir acompañada de defectos de la refracción tales como la miopía, astigmatismo o hipermetropía.

Cuando perciba cualquiera de estos síntomas, es recomendable que acuda a su oftalmólogo para que le realice un examen ocular completo y un diagnóstico personalizado.  Comenzará así, un seguimiento médico con el fin de mejorar el estado de su visión y decidir qué tratamiento es el adecuado para su caso. Vigile estos síntomas y no dude en realizar revisiones periódicas con su médico.

Ventajas de operar la vista cansada

soluciones a la vista cansada

Seguro que alguna vez ha oído hablar de la vista cansada y sus síntomas: dolores de cabeza, vista borrosa, irritación en los ojos…pero ¿qué es la vista cansada? La vista cansada es un defecto visual que impide ver con claridad y nitidez objetos próximos. Debido al envejecimiento del cristalino, una lente natural, se pierde facultad de enfoque cercano.

La vista cansada, también conocida como presbicia, es una anomalía frecuente en adultos mayores de 40 años causada por el deterioro de los órganos oculares. En España más del 60% de la población mayor de 45 años se ve afectada por esta patología de la visión. Seguro que muchos de sus conocidos y gente de su alrededor forman parte de este porcentaje o incluso usted mismo. Quizá sea hora de ponerle remedio.

Para corregir este defecto, puede recurrirse a gafas, lentillas o corregir mediante cirugía. Existen dos modos; corrección mediante láser o lentes multifocales. Ambas cuentan con diversas ventajas.

Beneficios de operar la vista cansada mediante láser

-Es una cirugía muy precisa y exacta, con miles de casos intervenidos en el mundo

-Es una cirugía con anestesia local, lo que reduce sus riesgos y el tiempo de curación.

Beneficios de operar la vista cansada mediante lentes

– Las lentes se adecuan a cada ojo y evitan incómodos problemas de adaptación por alturas, cómo pueden causar las gafas con lentes progresivas.

– Gracias a los distintos tipos de lentes existentes se puede conseguir mejorar la visión cercana, intermedia y lejana en una sola intervención.

– En la mayoría de los casos consigue eliminar en su totalidad el uso de gafas o lentillas en su día a día gracias a la calidad de visión que ofrecen.

– Supone una solución a largo plazo que pospone el desarrollo y posterior operación de cataratas.

Cociendo las posibilidades y beneficios que tiene en su mano, la mejor opción es visitar a su oftalmólogo y decidir cuál es la mejor opción para cada caso. El oftalmólogo le explicará con detalle los beneficios y los riesgos de cada opción para que usted pueda valorarlo.

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras