¿Quieres aprender más sobre el tratamiento e intervención de cataratas?

Operacion cirugia cataratas e implante lente intraoculares

¿Lo sabes todo a cerca del tratamiento e intervención de cataratas? ¡No te pierdas el vídeo!

La catarata no se puede evitar pero sí detectar de manera precoz e intervenir para su corrección

La catarata se trata del envejecimiento natural de la lente de nuestro ojo llamada cristalino, la cual nos impide poder ver con claridad. Nos proporciona la capacidad de poder enfocar bien a distintas distancias. En cuanto aparece la catarata, el cristalino va perdiendo progresivamente transparencia y se opacifica, puede llegar incluso a tener un color blanquecino. ¿Quieres saber más? desde el Instituto Oftalmológico Rodríguez-Ratón te ampliamos información sobre el tratamiento e intervención de cataratas

A partir de los 65 años esta lente va perdiendo transparencia y también flexibilidad por lo que nos incapacita para poder ver en diferentes distancias. Los efectos que la catarata produce en nuestra visión, al margen de la pérdida evidente de agudeza visual, son una alteración de la tonalidad de los colores, cambios constantes en la graduación y un aumento de la sensibilidad a la luz.

Aunque la edad es una de las causas más comunes y conocidas, hay factores que pueden acelerar su aparición como: el tabaquismo, alcohol, diabetes, obesidad, hipertensión, miopía alta, etc. Es importante resaltar que la predisposición genética es un factor que adquiere importancia en el caso de cada paciente.

La aparición de las cataratas no es algo que se pueda evitar pero sí es posible realizar una detección precoz. Es por ello que resulta importante realizar revisiones anuales a tu oftalmólogo, no solo para poder detectar las cataratas sino para vigilar otras patologías como el glaucoma o La DMAE, más conocida como degeneración macular asociada a la edad.

El único tratamiento para las cataratas es su extracción. Existen diferentes técnicas pero la más desarrollada, común y segura es la de la retirada de la catarata mediante ultrasonidos. Lo que ocurre al retirar la catarata es que se sustituye la misma por una lente intraocular. Estas lentes se fabrican ajustadas a la visión de cada paciente y es posible corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Actualmente existen las lentes monofocales, bifocales y trifocales. Dependiendo del diseño elegido por el paciente, se puede conseguir más o menos independencia de gafa.

Cataratas: ¿Qué sabes sobre ellas?

IORR

La catarata se debe al envejecimiento de la lente natural de nuestro ojo: el cristalino. El cristalino se encuentra detrás del iris, ese disco que da color al ojo, y por lo tanto no es visible desde el exterior. Desde el nacimiento, el cristalino suele ser transparente como un cristal, de ahí su nombre. Además, es flexible y permite enfocar a varias distancias desde el nacimiento hasta los 45 años aproximadamente.

 

A los 45 años, el cristalino pierde flexibilidad y por lo tanto no es capaz de enfocar de cerca. Este proceso se conoce como presbicia o vista cansada y afecta a todas las personas. Es necesaria la corrección con gafas para poder ver de cerca, aunque unas personas lo necesitan más que otras en función de su graduación previa.

 

Además de perder su capacidad de enfoque, el cristalino va perdiendo transparencia debido al envejecimiento y pasa a ser turbio, incluso blanco opaco; por ello pasa a llamarse catarata. Esta progresión afecta a todas las personas, sobre todo a partir de los 65 años. El paciente percibe la catarata como una pérdida de visión, cambio de tonalidad de los colores y cambios de graduación continuos. Estos cambios ocurren de manera gradual, además aumenta la sensibilidad a la luz, cuesta más ver de noche e incluso se puede tener sensación de ver doble.

 

Existen multitud de factores que aceleran el desarrollo de la catarata; por ejemplo tabaquismo, alcohol, diabetes, obesidad, hipertensión, miopía alta, uso de corticoides o rayos ultravioleta. Sin embargo, hay muchas razones aún desconocidas y el papel de la predisposición genética sigue siendo importante

 

La catarata no se puede evitar pero sí detectar de manera precoz e intervenir para su corrección; por ello, es una de las tres enfermedades a vigilar anualmente en la edad adulta junto al glaucoma y la degeneración macular.

 

La única opción de tratamiento es la retirada de la catarata y aunque se han desarrollado varias técnicas, a día de hoy, el método más extendido y seguro es el uso de ultrasonidos. Además, se aprovecha la misma intervención para sustituir la catarata por una lente intraocular. Estas lentes se personalizan para cada paciente y pueden corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo; además permiten ganar en independencia de gafa dependiendo del diseño. Actualmente existen:

  • Monofocal: Dedican toda la luz a una sola distancia, por lo tanto se deben usar gafas para la mayoría de actividades de cerca.
  • Bifocal: Distribuyen la luz en distancia lejana y cercana, ganando independencia de gafa para tareas de visión cerca; por ejemplo uso del móvil.
  • Trifocal: Además de lejos y cerca, dedican un foco a la distancia intermedia tan frecuente por ejemplo asociada al uso del ordenador.

¿Estás pensando en operarte de catarata?

Operación de catarata

Esta es una de las pruebas que se realizan como paso previo a la operación de catarata. Este tipo de prueba es importante para conocer el ojo en profundidad y para poder calcular la lente intraocular.

 

Según estudios recientes el 70% de la población estatal está en riesgo de sufrir cataratas.Pero a la hora tanto de su detección como de afrontar  su tratamiento no todo es tan fácil y nos abordan cientos de preguntas. Si está pensando en operarse de cataratas, lo más importante es realizar un estudio en profundidad sobre su salud visual para conocer el estado y las necesidades de su caso. Será su Doctor en base a las pruebas el que decida qué tipo de lente es la más adecuada para sus necesidades. 

 

¿Quiere saber cómo?

Mediante la realización de diversas pruebas muy precisas obtendrá diferentes parámetros que permitirán a su Doctor realizar un diagnóstico preciso. Pruebas como la biometría. Es un procedimiento sencillo, básico y obligatorio previo a una intervención quirúrgica de cataratas mediante la cual su oftalmólogo determinará qué lente y qué potencia es la más adecuada en su caso. Gracias a esta prueba su doctor podrá conocer el tamaño y medidas de su globo ocular con mayor precisión.

 

Durante la prueba se le realizarán una serie de fotografías que pueden utilizar dos principales sistemas: mediante luz biométrica óptica o mediante ultrasonidos. Los tipos de luz utilizada no dañan el tejido ya que no son apreciados por el ojo humano. Es una prueba muy precisa, indolora y sin contacto con el ojo que tiene en cuenta características muy específicas del ojo humano. Tampoco resulta necesario dilatar la pupila para realizar esta prueba. Para ello se utiliza un Biómetro.

 

Este es el caso de Argos. Un novedoso biómetro no invasivo y sin contacto ocular que permite apreciar en profundidad aspectos del ojo humano para poder calcular la potencia de la lente intraocular que más tarde se implantará quirúrgicamente mediante la cirugía de cataratas. Argos, nuevo en nuestro equipo, mide un total de 9 parámetros del ojo que le otorgan mayor precisión en su medición. Gracias a ésta tecnología su oftalmólogo podrá de una manera mucho más exacta determinar qué lente es la más adecuada en su caso.

Para ampliar información sobre este tipo de pruebas acude al Blog del Dr. Rodríguez-Ratón 

 

 

 

 

Presentación Instituto Oftalmológico Rodríguez-Ratón

IORR

El pasado 14 de diciembre, se presentó oficialmente el proyecto del Instituto Oftalmológico Rodríguez-Ratón, IORR. Los miembros de equipo destacaron los aspectos más importantes del esquema organizativo, la tecnología médica disponible y las enfermedades oculares en las que destacan. Todo ello sustentado en un esfuerzo diario por lograr la mejor experiencia en oftalmología para sus pacientes.

Entre los 150 invitados, se reunió el entorno médico, familiar y empresarial en torno al que llevan su trabajo día a día. Se pretendía así ,acercar la oftalmología a su círculo más cercano, explicar la cara humana que se encuentra detrás de cada acción de IORR y cada decisión que se toma.

Tras un emotivo recibimiento con un recuerdo para todas las personas e instituciones que han colaborado con IORR, Patricia Pagadigorria presento el área de Recursos Humanos y la parte más administrativa de la marca. Beatriz Otaola explico la base tecnológica del instituto. Seguidamente, Sofía de Andrés, se encargó de exponer la parte referente a la experiencia de usuario mientras que su compañera Natalia Marqués comentó la parte relacionada con el lanzamiento de su nueva página web y redes sociales. Desde el público, Marta Andrés, encargada de la comunicación corporativa retransmitió la gala en directo para los seguidores en perfiles sociales.

Todo este equipo integra la actividad de la dos sedes del Instituto Oftalmológico Rodríguez-Ratón en Bilbao y Getxo. Decididos a mantener y mejorar su servicio a cada paso. Realizan evaluaciones 360 en busca de una mejora contínua y apoyan la formación continua del equipo como parte de un desarrollo por capacidades.

Se destacó la tecnología láser para el tratamiento de la miopía, la mejora en la indicación e implante de lentes intraoculares multifocales y la restauración de la visión con la operación de catarata. Además, se presentó el sistema de cribado con detección precoz de glaucoma y degeneración macular, una enfermedad de la retina cada vez más frecuente. Una última enfermedad muy frecuente, pero poco tratada, es el ojo seco. De cara a futuro, se va a poner en marcha un circuito de diagnóstico y tratamiento pionero.

¿Cuando se aconseja operar de catarata?

Oftalmólogo especialista en catarata

Haciendo un repaso, la catarata consiste en la pérdida gradual de la visión debido al envejecimiento natural del ojo y su musculatura. Debido al paso del tiempo, el cristalino, la lente natural del ojo, comienza opacarse y la visión se vuelve cada vez menos nítida e incluso doble en algunas ocasiones. Normalmente, es en pacientes a partir de los 45-50 años de edad cuando comienzan a notarse los primeros síntomas: fotofobia (molestias causadas por luz), se dejan de necesitar gafas para ver de cerca, comienza a variar la graduación…

 

Pero, ¿cuándo es más aconsejable operar? Hay que ser conscientes, que cuanto mayor sea el avance y el deterioro de la musculatura, mayor resultará la pérdida de visión y las dificultades visuales para el paciente. La calidad de vida disminuye notablemente, ya que, la vida cotidiana se ve afectada por los síntomas anteriormente mencionados y su carácter irreversible.

 

Gracias a los avances tecnológicos y en medicina, en la actualidad, es mucho más sencillo establecer cuándo es aconsejable llevar a cabo una operación. Ya no resulta necesario esperar a tener una catarata en un estado muy avanzado para evitar riesgos quirúrgicos. Además, el paso del tiempo, puede conllevar un endurecimiento de la catarata y una complicación innecesaria.

 

Actualmente, se realiza un diagnóstico precoz y se puede operar sin periodos de espera. Mediante el implante de lentes intraoculares, se corrigen, hasta varios defectos refractivos en un solo paso. Sin necesidad de ingresos y con anestesia en gotas, el paciente recupera la mayoría de su capacidad visual tras la operación. Tras la intervención, se vuelve a la rutina con normalidad y sin apenas molestias.

 

Ante cualquier duda o pregunta más personalizada, acuda a su oftalmólogo y no deje pasar el tiempo, cuide su salud visual. Gracias a los chequeos periódicos conseguirá mantener un control y conocimiento sobre su estado y poder así ser diagnosticado de manera correcta.

Causas de las cataratas

causas y tratamiento de la catarata

Las cataratas son la causa más frecuente de pérdida de visión en personas mayores de 45 años. La catarata, es una opacidad del cristalino, la lente natural del ojo, que se encuentra entre el iris y la pupila. Su principal causa, es el oscurecimiento debido al paso de los años, aunque también, puede haber otros factores que presenten un gran riesgo para esta patología.

 

La principal causa de las cataratas, como ya se ha mencionado anteriormente, es el paso del tiempo y el envejecimiento del ojo. Con el paso del tiempo las proteínas y el agua que se encuentran en el cristalino se acumulan desordenadamente y pierden transparencia. Esto hace que el cristalino se nuble y comience a no filtrar de manera correcta la luz que pasa a través de él. El ojo enfoca la luz en la retina para poder conseguir una visión nítida de objetos tanto lejanos como cercanos. En el caso de la catarata, la visión se vuelve borrosa y no se consigue enfocar de manera correcta e incluso comienza a molestar la luz.

 

Otros factores que pueden estar asociados a la aparición de cataratas son la diabetes, hipertensión, obesidad, tabaquismo, toma de corticoides, antecedentes familiares, medicación con estatinas etc. Todos estos casos y algunos más hoy en día se presentan como factores de riesgo a la hora de la aparición de cataratas. Por ello, es importante vigilar la visión, para detección precoz de catarata o cualquier tipo de patología.

 

Cuidar la dieta, dejar el tabaco y acudir a realizarse revisiones anuales en su oftalmólogo de referencia para llevar un control de su salud visual le será de gran ayuda. Gracias a los estudios completos incluyendo la dilatación pupilar, y resto de pruebas realizadas por su médico, conseguirá un diagnóstico completo y un control de su caso.

 

 

Pasos a seguir tras una intervención quirúrgica ocular

consejos tras la operación ocular

Gracias a los avances en la cirugía, la recuperación tras una operación ocular es bastante rápida y con muy pocas molestias. Aún así para que el proceso sea lo más correcto posible, existen ciertas pautas que los pacientes deben seguir tras las intervenciones  en pro de su mejoría. Es muy importante conocer estas indicaciones y seguir los consejos de su oftalmólogo de cabecera para una correcta y pronta recuperación.

Concluída la cirugía, el Doctor explicará cómo ha ido  y atenderá las dudas que hayan podido surgir. Ese día tendrá la sensación de ver algo borroso debido a la operación por eso es recomendable llevar gafas de sol oscuras y realizar una actividad pausada, una comida ligera e intentar reposar lo máximo posible. Ha de recordar ponerse las gotas prescritas por su doctor para evitar infecciones e inflamaciones y evitar tocarse los ojos o frotarse la zona, ya que, estará aún, bastante sensible.

Al día siguiente de la operación habrá recuperado casi al completo su visión, aunque es posible, que a lo largo del día, fluctúe levemente o varíe de un ojo a otro debido a la operación. Es un proceso normal, que le permitirá volver a su actividad diaria con normalidad e incluso a su trabajo, aunque es recomendable tomárselo con calma e intentar reposar y descansar lo máximo posible.

Tras la operación y una semana después de está acudirá a su oftalmólogo para realizar la revisión correspondiente y poder llevar un seguimiento correcto de su caso. Es muy importante acudir a las revisiones para cerciorarse que el ojo cicatriza correctamente y que sigue su proceso.

Recomendaciones tras una operación de cataratas

Otros consejos que puede seguir tras su operación de cataratas y que pueden ayudarle en su recuperación son:

  • Evitar maquillarse un tiempo tras la operación
  • Limpiar con una gasa humedecida con suero los párpados
  • Utilizar tanto lágrimas artificiales, para favorecer la humidificación del ojo, como las gotas prescritas por su doctor.
  • Lavarse muy bien las manos antes de tocar la zona o echarse las gotas.
  • No dormir sobre el ojo operado

Cómo cuidar la vista tras una operación de cataratas

Dr. Álvaro Rodríguez-Ratón

Cirugía de cataratas

La cirugía de cataratas es uno de los procedimientos más seguros del mundo, menos del 1% de los pacientes llega a sufrir algún tipo de complicación durante o tras la operación. Después de la intervención la recuperación es casi inmediata. La mayoría de los pacientes retoman su vida pocos días después. Vuelta al trabajo, a practicar deporte.

Tras la intervención algunas personas suelen sentir un leve picor o malestar en la zona. Evite tocarse o frotarse los ojos y utilice gafas de sol, ya que la zona estará sensible.

Su visión irá acomodándose y el día siguiente a la intervención ya habrá recuperado casi al completo la visión. Puede sufrir algunas fluctuaciones a lo largo del día, en función de los cambios de luz, el cansancio y el esfuerzo. Es un proceso normal que ha de controlar en revisiones periódicas con su oftalmólogo para asegurar una correcta recuperación.

Consejos tras una cirugía de cataratas

Cómo consejos prácticos una vez superada la intervención limpie con delicadeza el contorno de sus ojos con suero y una gasa para eliminar cualquier supuración y evite el uso de cosmética. La cicatrización de la operación puede tardar algo más. Por ello el uso de gotas y lágrimas artificiales será beneficiosos y ayudará a una completa y pronta recuperación. Siempre tratando de mantener las manos lo más limpias posibles.

Una vez pasado el tiempo de recuperación y tras realizar las revisiones pertinentes con su oftalmólogo, volverá a una visión clara y nítida sin la necesidad de ningún tipo de lente. Olvidará por completo las incomodas molestias causadas por la visión borrosa, síntoma de las cataratas y no querrá perderse ni un solo detalle a su alrededor.

TE ATENDEMOS EN BILBAO Y GETXO

Bilbao
Clínica Indautxu | Gordóniz, 9
(Cómo llegar)

Getxo
Clínica Las Mercedes | Las Mercedes, 23
(Cómo llegar)

CONCERTADOS CON LAS PRINCIPALES ASEGURADORAS

aseguradoras